• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 3: Se fuerte y valiente, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo. Josué 1:9

Actualizado: 6 de oct de 2019

Josué fue el sucesor de Moisés, a quien el SEÑOR le encargó una tarea, esta consistía en llevar a más de dos millones de personas a una nueva tierra extraña y conquistarla. !Qué gran reto para un hombre del calibre de Josué! Cada trabajo o tarea que debemos hacer es un reto. Sin Dios puede causar temor. Con Dios puede ser una gran aventura. Así como Dios estuvo con Josué, EL está con nosotros cuando enfrentamos nuevos retos. Quizás no vamos a conquistar naciones, pero todos los días encontramos situaciones complejas, personas difíciles y tentaciones. Sin embargo, Dios promete que nunca nos abandonará ni dejará de ayudarnos, no importa como nos sintamos. Si pedimos la dirección de Dios como lo hizo Josué, también podemos ganar muchas de las batallas de la vida.


Muchas personas piensan que la prosperidad y el éxito provienen de tener poder, contactos personales y un inexorable deseo de avanzar. Pero la estrategia para el éxito que Dios le enseño a Josué contradice estos criterios. Josué para prosperar debía ser fuerte y valiente, obedecer la ley de Dios y constantemente leer y estudiar el libro de la ley, es decir la Palabra de Dios. Para tener éxito, siga los consejos que Dios le dio a Josué, Es posible que no triunfe según las normas del mundo, pero triunfará a los ojos de Dios, y la opinión del Señor dura para siempre.


Hoy anhelamos de corazón que sin importar cual sea la situación por la que estés pasando, este versículo se adhiera a tu corazón y te permita reconocer su acompañamiento y ver como sin importar lo que tu ves naturalmente Dios está contigo, abriendo puertas, rompiendo muros, preparando el camino, instruyéndote.


Oremos: Dios del cielo, hoy me empodero con esta palabra, y como Josué lo hizo yo decido ser fuerte y valiente y afrontar esta tarea que debo hacer y conquistar esta situación, sé que luego podré contar de que manera estuviste conmigo y como cuidaste de mí, hoy te digo nuevamente que dependo de ti y que tu eres mi guía que sin importar lo que me sea evidente para mi o que tan difícil parezca estar, si tú lo prometiste tu estarás conmigo, te entrego este día, renueva mis fuerzas y mis esperanzas en que será como tu lo quieres y siempre quieres lo mejor para mí. En el nombre de Jesús, Amén.