• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 8 Humíllense,pues,bajo la poderosa mano de Dios,para que él los exalte a su debido tiempo.

A menudo nos preocupamos por nuestro nivel social, en espera de recibir reconocimiento apropiado por lo que hacemos. Pero Pedro nos recuerda que el reconocimiento de Dios es más valioso que la alabanza humana. Dios quiere bendecirnos a su debido tiempo. Obedezca a Dios humildemente a pesar de las circunstancias presentes, y Él lo exaltará en el esta vida o en el cielo. Humillarse significa reconocer que nuestro valor viene solo de Dios. Ser humilde implica el actuar con su poder de acuerdo con su guía, no con nuestros propios esfuerzos. Aunque no merezcamos su favor, Él nos ama y nos da valor y dignidad a pesar de nuestros defectos humanos.


Jesús desafió las normas de la sociedad. Para Él, la verdadera grandeza surge del servicio, es lo que se obtiene cuando uno se entrega para servir a Dios y a los demás. El servicio nos mantiene al tanto de las necesidades de los demás y evita que nos detengamos a mirarnos a nosotros mismos. Jesús vino como siervo. Que tipo de grandeza busca usted?


Oremos: Padre, hoy me acerco a ti con un corazón humilde para reconocer que mi valor viene de ti, que sin importar lo que haga, lo que tenga o quien sea, tu eres quien me corona y me da vida. Te doy gracias por lo que vivo hoy, por mi familia, por mi trabajo por mi circulo social, ellos son a quienes tu pusiste a mi lado para servirte y así lo haré. Recuérdame Señor, que tu me das valor a mi, háblame cuando esté más enfocado en mí que en los demás y en tu reino y acompáñame mientras voy ajustando y aprendiendo a hacerlo mejor para ti. En el nombre de Jesús, Amén.