• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Devocional orando por tu esposo

DIA 12: POR SU SALUD ORACIÓN: POR SU SALUD Señor, yo oro por tu toque sanador en (nombre del esposo). Haz que cada parte de su cuerpo funcione de la manera que tú la diseñaste. Dondequiera que haya algo fuera de balance, hazlo que funcione en perfecto orden. Sánalo de cualquier enfermedad, dolencia, lesión, mal o debilidad. Fortalece su cuerpo para que soporte bien su trabajo y cuando él duerma que pueda despertar descansado por completo, rejuvenecido y reanimado. Dale un corazón fuerte que no falle. Yo no deseo que él tenga problemas del corazón en ningún momento. Oro para que tenga deseo de cuidar su cuerpo, comer alimentos saludables, hacer ejercicio con regularidad y evitar cualquier cosa que sea dañina para él. Ayúdalo a comprender que su cuerpo es tu templo y que él debe cuidarlo como tal (1 Corintios 3:16). Oro para que él lo presente como sacrificio vivo, santo y agradable a ti (Romanos 12:1) Te ruego que cuando esté enfermo lo sostengas y lo sanes. Llénalo de tu gozo para que se fortalezca. Oro en especial por (menciona cualquier cosa que te preocupe). Dale fe para que diga "Señor, mi Dios, te pedí ayuda y me sanaste" (Salmo 30:2) Gracias señor, que tú eres mi sanador. Oro para que mi esposo viva una larga y saludable vida y cuando venga la muerte, que sea acompañada de paz y no de doloroso sufrimiento y agonía. Gracias, Señor, se que tú estarás allí para recibirlo en tu presencia y no un momento antes de la hora que tú tengas señalada. HERRAMIENTAS DE PODER Alaba, alma mía, al Señor y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todo tus pecados y sana todas tus dolencias. (Salmo 103:2-3) En su angustia clamaron al Señor, y él los salvó de su aflicción. Envió su palabra para sanarlo, y así los rescató del sepulcro. (Salmo 107: 19-20) He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte. (2 Reyes 20:5) Tu luz despuntará como la aurora, y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino y la gloria del Señor te seguirá. (Isaías 58:8) Les daré salud y los curaré; los sanaré y haré que disfruten de abundante paz y seguridad. (Jeremías 33:6). REFLEXIONA: Mi esposo me dijo que mis oraciones por su sanidad tuvieron el mayor impacto en él a mediados de los años ochenta cuando él descubrió varios tumores en su cuerpo y el médico pensó que podían ser cancerosos. Un segundo médico también sospecho que era cáncer, así que hicieron una biopsia. Durante esos días de espera por los resultados, Michael tuvo la tentación de preocuparse. Él dice que mis oraciones por su buena salud y paz lo sostuvieron hasta que se supo que no era cáncer. Le removieron los tumores y desde entonces no ha tenido problemas. Sin embargo, recuerdo que aunque oramos y tuvimos fe, él resultado y el tiempo fueron decisiones de Dios. Él dice que hay "un tiempo para sanar" (Elesiastés 3:3) Si tú oras por sanidad y nada sucede no te atormentes con eso. Dios en ocasiones usa la enfermedad física de un hombre para llamar su atención y Él poder hablarle. Sigue orando, pero confía que la decisión de Dios es el resultado. Lo mismo sucede cuando oramos para que Dios salve a una persona. Nosotros no tenemos la palabra final sobre la hora de la muerte de alguien. La Biblia dice que hay "tiempo para morir" (Eclesiastés 3:2) y nosotros no decidimos eso, Dios es quien lo hace. Nosotros debemos aceptarlo y podemos orar, pero Él determina el resultado. Tenemos que darle a Él ese privilegio sin resentimientos, faltas o enojándonos con Él. Ora por la salud de tu esposo, pero déjala en las manos de Dios. Por. Stormie Omartian, el poder de la esposa que ora