• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Devocional orando por tu esposo

DIA 7: POR SU MENTE Las dos armas más poderosas en contra del ataque de las mentiras sobre la mente de tu esposo son la Palabra de Dios y la alabanza. Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón (Hebreos 4:12). Al hablar la Palabra de Dios puedes dejar al descubierto el pensamiento equivocado y perderá su poder. Si tu esposo no lo hace por él mismo, tú puedes hablar la Palabra de Dios por él, ya sea en su presencia o a solas en oración y ver resultados positivos. La alabanza es también una herramienta poderosa porque la presencia de Dios viene a morar en nuestro medio cuando nosotros le alabamos. En su presencia encontramos santidad y transformación para nuestras vidas. “A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos y se les oscureció su insensato corazón”. (Romanos 1:21) Tú no deseas que pensamientos fútiles entenebrezcan el corazón de tu esposo. Ofrece alabanzas a Dios por su salud mental, y él podrá pensar con más claridad sobre lo que él permitirá o no entrar a su mente. ORACIÓN: POR SU MENTE Señor, oro por tu protección en la mente de mi esposo. Protégelo de las mentiras del enemigo. Ayúdalo a que discierna con claridad entre tu voz y cualquier otra y muéstrale cómo tomar todo pensamiento cautivo, según tu nos lo has instruido. Que él pueda tener sed de tu Palabra y hambre de tu Verdad para que pueda reconocer el pensamiento erróneo. Dale fuerzas para resistir los pensamientos mentirosos. Recuérdale que él tiene la mente de Cristo. Donde las mentiras del enemigo ya hayan invadido sus pensamientos, hago que retrocedan al invitar el poder del Espíritu Santo a que limpie su mente. Señor, tú me has dado la autoridad "sobre todo poder del enemigo" (Lucas 10:19). Con esa autoridad dada a mi en Jesucristo, ORDENO a todo espíritu mentiroso que salga de la mente de mi esposo y reclamo que Dios le ha dado a (nombre del esposo) dominio propio en su mente. Él no va a albergar confusión, sino vida en la claridad. No será atormentado con pensamientos impuros, malvados, negativos o pecaminosos, sino que será transformado mediante la renovación de su mente, para que él pueda comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena agradable y perfecta (Romanos 12:2). Capacítalo para que "sea fortalecido con el gran poder del Señor" (Efesios 6:10). Ayúdalo para que no se inquiete por nada, más bien, en toda ocasión con oración y ruego, presente sus peticiones a Dios y le dé gracias. Y paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará su corazón y sus pensamientos en Cristo Jesús (Filipenses 4:6-7). Por último, todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo impuro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin todo lo que sea excelente o merezca elogio, que él piense en estas cosas (Filipenses 4:8) HERRAMIENTAS DE PODER Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo (2 Corintios 10:3-5) La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz. (Romanos 8:6) Pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente y me tiene cautivo. (Romanos 7:23) ¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado. (Romanos 7:25) Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. (Marcos 12:30) REFLEXIONA Depresión, amargura, enojo, temor, rechazo, desespero, soledad, rebelión, tentación, maldad, y muchas enfermedades, todas comienzan en la mente. Estas cosas pueden controlar su vida a menos que primero tomes control de tu mente. Por eso es que Dios nos instruye que no aceptemos como cierto todo lo que pensamos. "todos el día extendí mis manos hacia un pueblo rebelde, que va por mal camino, siguiendo sus propias ideas" (Isaías 65:2) El desea que compartamos sus pensamientos "¿Quién ha conocido la mente del Señor para que pueda instruirlo? Nosotros(los que creemos) por nuestra parte, tenemos la mente de Cristo" (1 Corintios 2:16) Vamos a orar por nuestros esposos para que reciban la mente de Cristo y traigan todo pensamiento cautivo bajo control de Dios ¿Quién no necesita eso? Stormie Omartian, El poder de la esposa que ora