• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Devocional orando por tu esposo

DIA 22: POR SUS EMOCIONES ORACIÓN: POR SUS EMOCIONES Señor, tú has dicho en tu Palabra que tú redimes nuestras almas cuando ponemos nuestra confianza en ti (Salmo 34:22). Oro para que (nombre del esposo) tenga confianza en que tú redimes su alma de las emociones negativas. Que nunca sea controlado por la depresión, el enojo, la ansiedad, los celos, el desespero, el temor o pensamientos de suicidio. En específico oro por (preocupación). Líbralo de estoy toda otra emoción controladora (Salmo 40:17). Yo sé que solo tú puedes librar y sanar, pero úsame a mi como tu instrumento de restauración. Ayúdame a no ser derrumbada con él cuando él lucha. En lugar de eso ayúdame a comprender y a poder decir palabras que le ofrezcan vida. Permítele comparta sus emociones más profundas conmigo y con otros que lo pueden ayudar. Líbralo para que llore cuando lo necesite y no reprima sus emociones. Al mismo tiempo, dale el don de la risa y la habilidad de encontrar el humor aún en situaciones serias. Enséñale a quitar sus ojos de circunstancias que confíe en ti, a pesar de cómo se siente. Dale la paciencia para poseer su alma y la habilidad de tomar control de él (Luchas 21:19). En este día úngelo con "el aceite de alegría" (Isaías 6:13) refréscalo con tu Espíritu, y ponlo en libertad de las emociones negativas. HERRAMIENTAS DE PODER Necio es el que confía en si mismo: el que actúa con sabiduría se pone a salvo. (Proverbios 28:26) Pero el Señor cuida de los que le temen, de los que esperan en su gran amor; él los libra de la muerte (Salmo 33:18-19) Puse en el Señor toda mi esperanza; él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. Me sacó de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano, puso mis pies sobre una roca y me plantó en terreno firme. Puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios. Al ver esto, muchos tuvieron miedo y pusieron su confianza en el Señor. (Salmo 40: 1-3) Me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. (Salmo 23:3) El Señor libra a sus siervos; no serán condenados los que en él confían. (Salmo 34:32) REFLEXIONA Daniel utilizó la ira para controlar a su familia. Cada miembro de la familia estaba tan preocupado por su temperamento que vivían sus vidas andando en puntillas, cumplían sus antojos a causa del temor en lugar de por amor. Cuando su esposa Marta aprendió que no solo no tenía que tolerar su ira, sino que decir amén a todo era desobedecer a Dios, las cosas comenzaron a cambiar, "no te hagas amigo de gente violenta, ni te juntes con los iracundos, no sea que aprendas sus malas costumbres y tú mismo caigas en la trampa" (Proverbios 22:24-25) Marta se dio cuenta de que aún podía amar al hombre pero no aprobar su pecado, por lo tanto comenzó a orar con regularidad por él, con fervor, tanto sola como con un grupo de compañeras de oración. Oró para que él dejara de ser controlado por sus emociones y en lugar de eso fuera controlado por el Espíritu Santo. Sus oraciones no solo lo ayudaron a él a aclarar su mente lo suficiente como para ver cómo había estado actuando, sino que le trazaron el camino para que pudiera encontrar la fuerza y el valor de cambiar su comportamiento. "El regalo secreto apacigua el enojo" (Proverbios 21:14). El mejor regalo que una esposa pude dar en secreto para calmar el enojo de su esposo es orar por él. Por años Javier fue atormentado con depresión crónica. Aunque su esposa María era una persona optimista, las emociones negativas de él la derrumbaron y la hicieron sentir desesperada y deprimida como él. Entonces leyó acerca de las experiencias del rey David y se dio cuenta de que describían con presión lo que su esposo había estado sintiendo. "Tan colmado estoy de calamidades que mi vida está al borde del sepulcro. Ya me cuentan entre los que bajan a la fosa; parezco un guerrero desvalido" (Salmo 88:3-4) "Estoy agobiado, del todo abatido, todo el día ando acongojado… Me siento débil completamente deshecho; mi corazón gime angustiado" (Salmo 36:6-8). María vio que a pesar de estar tan desesperado, David encontró su esperanza en el Señor y lo superó. "Tú, Señor, me sacaste del sepulcro; me hiciste revivir de entre los muertos" (Salmo 30:3). "Me alegro y me regocijo en tu amor, porque tú has visto mi aflicción y conoces las angustias de mi alma" (Salmo 31:7) "Ven a mi lado y rescátame" (Salmo 69:18) Ella sintió que Dios en realidad tenía compasión por Javier, y eso despertó la esperanza dentro de ella de que la oración era la clave para liberarlo de las garras de la depresión. Ella le dijo a Javier que se había comprometido a orar por él todos los días y quería que él le informara cómo se estaba sintiendo. Desde el primer día, ambos se dieron cuenta de que cada vez que ella oraba, su espíritu se levantaba. Pronto él ya no pudo negar el poder de la oración y comenzó a orar con ella. Desde entonces se sigue mejorando. Sus depresiones ahora son menos frecuentes y es capaz de superarlas mucho más rápidos. Los dos están comprometidos a buscar a Dios por la libertad total de Javier. El enojo y la depresión son solo dos de las muchas emociones negativas que pueden atormentar el alma de un hombre. A veces es una costumbre en la forma de pensar, a la que se le ha dado lugar a través del tiempo. Los hombres tienen la tendencia a creer que es parte de su carácter que no pueden cambiar, pero estos patrones pueden ser rotos. No te quedes parada viendo cómo tu esposo es manipulado por sus emociones. La libertad puede estar a solo una oración de distancia. El poder de la esposa que ora.