• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Devocional orando por tu esposo

DIA 20: POR SU ACTITUD ORACIÓN: POR SU ACTITUD Señor, llena hoy a (nombre del esposo) con tu amor y paz. Que haya tranquilidad, serenidad y un sentir de bienestar establecido en él porque su vida está controlada por Dios en lugar de controlada por su carne. Ayúdalo a caminar delante de ti en su casa, con un corazón limpio y perfecto (Salmo 101:2). Haz brillar sobre él la luz de tu Espíritu Santo y llénalo con tu amor. Oro para que sea amable y paciente, no egoísta o que se irrite con facilidad. Ayúdalo a disculpar todo, a creer todo, a esperar todo, y a soportar todo (1 Corintios 1:37). Líbralo de la ira, intranquilidad, ansiedad, preocupaciones, confusión interna, contienda y presión. Que no sea quebrantado por causa del dolor (Proverbios 15:13), sino que pueda disfrutar de continuo la fiesta de un corazón contento (Proverbios 15:15). Dale un espíritu de gozo y ayúdalo a no convertirse en un hombre viejo refunfuñón. Ayúdalo a no estar ansiosos por nada, sino dar gracias en todo para que pueda conocer la paz que sobrepasa todo entendimiento Que pueda llegar hasta el punto de decir: "He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre" (Filipenses 4:11). Le digo a (nombre del esposo) este día, "El Señor te bendiga y te guarde; el Señor te mire con agrado y te extienda su amor; el Señor te muestre su favor y te conceda la paz" (Números 6:24-26). HERRAMIENTAS DE PODER No se inquieten por nada; más bien en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4: 6-7) Arrojen de una vez por toda las maldades que cometieron contra mi y háganse de un corazón y de un espíritu nuevos. (Ezequiel 18:31) Como cuidad sin defensa y sin muralla es quien no sabe dominarse. (Proverbios 25:28) Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento y tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta amor, no soy nada. (1 Corintios 13:2) Entren por sus puertas con acción de gracias, vengan a sus atrios con himnos de alabanza, denle gracias, alaben su nombre. (Salmo 100:4) REFLEXIONA: A nadie le gusta estar alrededor de una persona que tiene mala actitud. La vida es lo suficientemente dura sin tener que oír a alguien que se queje de continuo. Yo conozco a un hombre que está tan acostumbrado a estar enojado y a sentirse desdichado que esa es su primera reacción a todo; aún a las buenas noticias. Cuando cosas maravillosas suceden, encuentra algo por lo cual estar enojado. Desgraciadamente esto fue moldeado desde niño, por lo tanto es probable que sea una respuesta aprendida. Quizás nunca nadie lo enseñó a disfrutar de la vida. Pero permitir que el pasado controle el día de hoy es una decisión que él hace. Por eso, no solo jamás será feliz, sino que tampoco lo serán aquellos que están alrededor de él. Nosotros no queremos ser ese tipo de persona ni vivir con alguien así. Sin mencionar nombre, déjame asegurarte que soy una experta en cuanto a orar por alguien que tiene mala actitud. Sin embargo, me tomó mucho tiempo dejar de reaccionar a lo negativo y en su lugar comenzar a orar por eso. Valió la pena, pero aún estoy perfeccionando este modo de operación. Cada vez que oraba para que un espíritu de gozo se levantara dentro del corazón de una persona, pude ver cambios visibles y mi reacción era mejor. Una persona dura, enojada, sin perdonar, negativa, puede ponerse así por varias razones. Se mantiene así por una voluntad terca que se niega a recibir el amor de Dios. La Biblia dice que tenemos para escoger lo permitimos entrar en nuestro corazón (Salmo 10:14) y podemos escoger si nos endurecemos o no endurecemos ante el amor de Dios (Proverbios 28:14). Nosotros escogemos nuestra actitud. Elegimos recibir el amor de Dios. Permitimos que se levante dentro de nosotros una actitud de agradecimiento. Si tu esposo continuamente tiene mala actitud, hará de un matrimonio bueno, uno desdichado, y de un matrimonio tambaleante uno intolerante. La costumbre de contestar negativamente afectará de forma adversa cada aspecto de su vida. Claro, tú no puedes gobernar la voluntad de tu esposo, pero puedes orar para que su voluntad se ponga en línea con la de Dios. Ora para que su corazón se vuelva puro porque la Biblia promete que la persona de corazón puro verá a Dios (Mateo 5:8) y tendrá un rostro alegre (Proverbios 15:13) ¿A quien no le gustaría que su esposo vea a Dios y tenga un rostro alegre? Ora para que su corazón sea lleno de alabanza, agradecimiento, amor y gozo porque "el que es bueno , de la bondad que atesora en el corazón saca el bien" (Mateo 12:35). Aunque no haya cambios importantes de inmediato, seguro que tus oraciones le han de suavizar. Y por lo menos eso te puede dar a ti una actitud mejor mientras esperas que la de él mejore. Por. poder de la esposa que ora