• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Devocional orando por tu esposo

DIA 17: POR SUS PRIORIDADES ORACIÓN: POR SUS PRIORIDADES Dios, te proclamo señor de mi vida. Ayúdame a buscar en ti primero cada día y poner mis prioridades en perfecto orden. Revélame cómo poner de forma apropiada a mi esposo antes que a mis hijos, trabajo, familiares, amigos, actividades e intereses. Muéstrame lo que puedo hacer bien ahora para demostrarle que él tiene esta posición en mi vida. Arregla las veces que he causado que él ponga esto en duda. Dime cómo establecer el orden de mis prioridades de manera que cualquier cosa que le robe a la vida o no tenga un propósito duradero, no ocupe mi tiempo. Oro que las prioridades de mi esposo también estén en perfecto orden. Sé Señor y gobernante de su corazón. Ayúdalo a escoger una vida sencilla que le permita tener tiempo a solas conmigo. Señor, un lugar para estar callado en tu presencia cada día. Háblale sobre el hacer una prioridad de tu Palabra, el orar y la alabanza. Capacítalo para que me ponga a mi y a sus hijos en un lugar más prominente en su corazón que su carrera, amigos y actividades. Oro que él te busque a ti primero y que someta todo a ti, porque cuando él lo hace yo sé que las otras piezas de su vida caerán en su lugar perfecto. HERRAMIENTAS DE PODER Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia y todo estas cosa les serán añadidas. (Mateo 6:33) Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. (Filipenses 2:4) Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amarán al otro o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No puede servir a la vez Dios y a las riquezas. (Mateo 6:24) También se parece el reino de los cielos a un comerciante que andaba buscando perlas finas. Cuando entro una de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró. (Mateo 13: 45-46) Vete Satanás – le dijo Jesús. Porque escrito está: "Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él" (Mateo 4:10) REFLEXIONA Los hombres tienen muchas ideas diferentes sobre cuáles deben ser sus prioridades. Pero cada esposa siente que ella debiera encabezar la lista de su esposo, justo debajo de Dios. He descubierto, sin embargo que si la esposa desea que las prioridades de su esposo tengan ese orden, ella tiene que asegurarse de que las suyas también están en ese orden. En otras palabras, si deseas que tu esposo te ponga como prioridad, por encima de su trabajo, hijos, amigos y actividades, tú necesitas hacer lo mismo por él. Si Dios y el cónyuge no son, con claridad, la primera prioridad en tú vida, tu esposo tendrá menos incentivo para hacer lo mismo en la suya. Dice la escritora Stormie: Yo conozco muy bien las luchas que hay para mantener el orden correcto de las prioridades, en especial si hay pequeños en el cuadro. Las necesidades de los hijos con inmediatas y urgentes y tú eres la persona que tiene que encargarse de ellas. Después de todo, un esposo es un adulto y esperamos que pueda cuidarse él mismo. Incluso si no hay niños, es posible que uno esté consumido por el trabajo, el hogar, los amigos, los proyectos e intereses y actividades. Es difícil, en medio de todo lo que ocupa tu tiempo y atención, el no dejar que tu esposo baje de categoría en la lista, o al menos se sienta como que es así. Afortunadamente, las prioridades no siempre tienen que ver con el tiempo total que se pasa con ellos, de otra forma cualquier con un trabajo de cuarenta horas a la semana estaría poniendo a Dios en segundo lugar frente a su trabajo, a menos que él o ella estuvieran orando ocho horas al día. Y no hay forma de que una persona pueda dedicarle a su esposo el mismo tiempo que le dedica a los hijos, sin abandonar a los hijos. En cuanto a tu esposo se refiere, no se trata de cuánto tiempo tienes para él, sino que ese tiempo lo hagas sentir que es una prioridad. Si lo primero que haces en el día es saludarlo con una sonrisa y darle un abrazo, puede que lo haga sentir que es importante para ti. También lo es preguntarle ¿Hay algo que pueda hacer por ti hoy? (Y luego cuando él te diga recuerda hacerlo) También déjale saber que estás orando por él y pregúntale porqué cosa específica desea que ores. Incluso el estar preguntándole periódicamente y mostrarte interesada por él, en medio de muchas otras cosas que estés haciendo, le asegura que él sigue siendo el primero en tu lista. Las prioridades tienen que ver con la posición en el corazón. Planea un tiempo para ustedes dos solos, una cita, una noche o dos lejos, una cena solas, tiempo en el hogar sin ningún niño o amigos, le comunica que él es una prioridad en tu corazón. Si deseas que tu esposo te ame a ti más, tú necesitas amarlo a él más. Siempre funciona, en especial si estás orando también por el asunto. Si te sientes que no tienes el tiempo y la energía para poner en primer lugar a tu esposo, y hace todo lo que se espera de ti, pídele a Dios un refrigerio en la llenura de su Santo Espíritu. Búscalo a Él primero y te ayudará a poner tus prioridades en orden. Si tu itinerario no te permite estar con Dios y acercarte a su fuerza, entonces vuelve a trabajar en tus prioridades y haz un nuevo itinerario, a menudo vemos a personas que experimentan éxito con rapidez. El problema con eso es que un espíritu de lujuria por más éxito, más poder, y más riqueza, por lo general les acompaña. Cuándo estás personas no hacen un esfuerzo especial para mantener sus prioridades en orden, su orgullo les dirige y son seducidos por esta tentación. Ellos resbalan a gran velocidad, abandonando a Dios, familia, iglesia y amigos en su furor. Cuando estas estrellas fugases regresan a la tierra, el aterrizaje a menudo es duro. Nosotros no deseamos que eso le suceda, ni siquiera en pequeña escala, a nuestros esposo. Ora por tu esposo para que siempre ponga Dios primero, a ti segunda y a los hijos tercero. Entonces, no importa cualquier otra cosa que esté sucediendo en su vida sus prioridades estarán en orden y habrá mayor paz y alegría en el futuro para ambos. Stormie Omartian