• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 6:Si buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás. Dtn 4:29

Pero si desde allí buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. Lo encontrarás.


Quieres conocer a Dios? Dios prometió a los Israelitas que lo encontrarían cuando lo buscaran con toda su alma y con todo su corazón y es la misma promesa que recibimos nosotros los cristianos por herencia. A Dios se le puede conocer y, Él quiere que lo conozcan, pero tenemos que querer conocerlo. Los actos de servicio y adoración deben estar acompañados de una devoción sincera que salga del corazón. Como dice Hebreros 11:6 es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es el galardonador de los que le buscan. Dios premiará a los que buscan una relación con Él.


A veces nos podremos preguntar: Que es lo que espera Dios de mi?, en Deuteronomio 10:12 NTV dice la palabra: Y ahora Israel, que requiere el Señor de tí? solo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma. Aquí Moisés nos da un resumen simple y fácil de recordar. Los elementos esenciales son tenerle reverencia a Dios (es decir el temor de Dios), vivir de una manera que le agrade, amarlo, servirle con toda el alma y guardar sus mandamientos. Muy a menudo complicamos la fe con reglas y requerimientos hechos por los hombres. Estás frustrado y cansado de tratar de complacer a Dios? Concéntrate en cumplir lo que él realmente requiere, y encuentra paz. Respétalo, sírvelo, amalo y obedécelo.


Oremos: Dios del cielo hoy quiero conocerte, dispongo mi corazón y mi alma a entender tus caminos y conocer tu palabra, eres tú todo lo que tengo y de acuerdo a tu promesa si lo hago con todo mi corazón y mi alma te encontraré, y que más importante tengo en mi vida si no encontrarte, pasar tiempo contigo y recibir tu sabiduría para resolver mi día a día. Te entrego este día en tus manos para honrarte y darte gloria, en el nombre de Jesús. Amén.