• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 52: «No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío. Isaías 43:1

El capítulo 42 termina con la tristeza de Dios por la decadencia espiritual de su pueblo. En el capítulo 43 Dios dice al puedo que a pesar de su fracaso espiritual, Él les mostrará misericordia, los traerá de regreso al cautiverio y los restaurará. Les derramaría amor y no ira. Entonces el mundo sabría que únicamente Dios había hecho esto.


Dios creó a Israel haciéndolo especial para Él, La redimió y la llamó por su nombre para que fueran de Él, protegió a Israel en tiempos difíciles; de esa misma manera nosotros somos importantes para Dios, también nos llama por nombre y nos da su nombre, por eso, cuando llevemos su maravilloso nombre, nunca debemos hacer nada que lo avergüence.


Aunque estemos haciendo algo que a Dios le molesta y aunque estemos en pecado y Dios este triste a causa de nuestro dolor, siempre su amor estará listo para perdonarnos y veremos su misericordia cuando haya arrepentimiento genuino. Allí en este lugar sin importar el estado en el que estemos Dios vendrá a nosotros y nos dirá, que no temamos, que el nos ha redimido y que somos suyos y que además nos llama por su nombre. Arrepiéntete hoy, entrégale a Él tu pecado y comprométete en no volver a hacerlo y de corazón velar para no volver a caer nunca más. Allí encontrarás su misericordia.


Oremos: Dios mío, te entrego mi vida hoy, soy un desastre, he cometido mil errores que tu sabes, unos que nadie conoce solo tu y yo, pero tu nos prometes que tu misericordia estará con nosotros si nos arrepentimos, Padre hoy me arrepiento de todo esto que he hecho y que estoy haciendo mal, creo en ti Jesús y en que tu muerte en la cruz limpió mis pecados, hoy decido no continuar con ese pecado y limpiar mi vida para ti, sáname, restáurame, tuyo quiero ser y que me llames por mi nombre. En el nombre de Jesús. Amén