• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 50: Yo mismo iré contigo y te daré descanso. Éxodo 33:14

En el versículo anterior está Moises hablando con el Señor, Éxodo 33:12‭-‬13 NVI, Moisés le dijo al Señor : —Tú insistes en que yo debo guiar a este pueblo, pero no me has dicho a quién enviarás conmigo. También me has dicho que soy tu amigo y que cuento con tu favor. Pues si realmente es así, dime qué quieres que haga. Así sabré que en verdad cuento con tu favor. Ten presente que los israelitas son tu pueblo.


Estoy de acuerdo contigo, que atrevido éste Moises, primero le dice a Dios que le está insistiendo que debe guiar el pueblo, si les está insistiendo es porque ya le había dado la misma instrucción varias veces y Moises no había actuado, pero después es peor, le dice que Dios le ha dicho que él es su amigo y que cuenta con su favor, what? no puede ser que un hombre al que Dios le dice que es su amigo y que cuenta con su favor ahora le este diciendo que aunque le está dando una orden no le ha dicho a quien va a enviar a que lo acompañe ni como hacerlo, ni que día hacerlo ni porque hacerlo. Al final pone la cereza y le dice al Señor que tenga en cuenta que los israelitas son su pueblo. En serio? hasta un chantaje uso.


Y esta situación es la misma tuya y mía a diario, le pides a Dios que resuelva una situación a tu favor, que quieres estar tranquilo o tranquila y vivir en paz y tener lo que necesitas, luego de ese desesperado clamor, Dios comienza a actuar a tu favor y da sus instrucciones, y que hacemos nosotros? pero no me dices cuando, ni con quien, ni a donde, ni porque...


Dios en su infinita misericordia perdonó a Moises como nos perdona a nosotros y solo nos dice, Yo mismo iré contigo y te daré descanso. y además nos dice como le dijo a Moises en el versículo 17, cuentas con mi favor y te considero mi amigo. Si ya tienes la instrucción, ponte en pié y avanza, camina al frente y tumba los muros que se levanten, derriba a los gigantes que se quieran interponer, declara con tu voz que has ganado la batalla y la guerra y que quien murió en la cruz murió por tí y por darte poder.


Oremos: Dios mío. te alabo y te bendigo, tengo claridad en la instrucción que llevas tanto tiempo insistiéndome y que mi corazón sabe que eres tu, aunque para mi no tiene sentido, aunque creo que pierdo más de lo que gano siguiendo tu instrucción, aunque tenga temores, confío en que eres tú, si doy un paso creyendo que te estoy creyendo y me equivoco, al menos tu sabrás que realmente creo en ti mi Señor. Como dijo Moises, si no vienes conmigo no me hagas ir porque entonces estaré perdido, quiero ver tu gloria, dame a conocer tu nombre, quiero ver tu esplendor y tu poder actuando. En el nombre de Jesús, Amén.