• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 40: La tierra producirá sus cosechas y el cielo enviara su rocío. Zacarías 8:12

Esta palabra fue dada al profeta Zacarías después del destierro del pueblo hebreo; con el pueblo destruido y mucho dolor, habían sido deportadas más de 3 millones de personas incluyendo al Rey, había solo muerte y destrucción. Pero había una Palabra de Dios, diciendo lo que sucedería, profetizando lo que habría de pasar con el pueblo de Israel, Era el Señor diciendo que volvería a reunir al pueblo y entonces todo estaría bien.


Si hoy en tu vida estas desterrado, tienes destrucción y tus campos no están dando fruto, El Señor quiere decirte hoy, levántate y ponte a cuentas porque volverás a tomar el lugar que tenías. Si antes había resequedad y la tierra no producía sus cosechas, hoy la Palabra es que la tierra producirá sus cosechas, y ese rocío del cielo quitará la resequedad, recibirás la herencia que tiene Dios para ti y brillaras.


Muchas veces en nuestra vida pasamos por momentos no tan agradables, pasamos por situaciones en las que decimos no puedo más, con desespero y mucha carga sobre nuestros hombros, decimos: hasta aquí llegué, es decir llega tu destierro. Una vez conoces el amor de Dios y crees que es Él detrás de todo cuanto has vivido y que realmente sin ese entrenamiento de vida no podrías dar luz a otros, entiendes el significado y vuelves al Padre y al volver harás parte de remanente que recibirá sus bendiciones y si el Señor dice que tus cosechas serán las mejores, alista tus canastas para recogerla porque será muy muy grande.


Oremos: Dios del cielo, he vivido muchas cosas, he sufrido muchas otras, pero hoy solamente quiero acercarme a ti y volver a tus brazos, quiero ser parte del remanente y con mis experiencias poder dar luz a quienes no al tienen, cambia lo que debas cambiar, transforma lo que debas transformar, quita lo que debas quitar y pon lo que debas poner, sé que contigo lo tengo todo y más y que cuentas conmigo para que tu amor sea evidente en este mundo. En tus manos encomiendo mis cargas y las entrego todas para que tu reines. En el nombre de Jesús. Amén