• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 32: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13.

En el capítulo 4 entre el versículo 10 y el versículo 13 Pablo demostraba estar contento porque pudo ver la vida desde la perspectiva de Dios. Se concentró en lo que se suponía que debía hacer, no en lo que sintió que debía tener. Tenía sus prioridades definidas y estaba agradecido por cada cosa que Dios le había dado. Pablo se había despegado de las cosas no esenciales a fin de poder concentrarse en lo eterno. Casi siempre el deseo de más o mejores posesiones es en realidad un anhelo vehemente de llenar un espacio vacío en nuestras vidas. A qué te sientes atraído cuando sientes un vacío interior? Como encuentras verdadera satisfacción? La respuesta radica en tu perspectiva, en tus prioridades y en tu fuente de poder.


El versículo 12 dice sé vivir humildemente, y se tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad, y viene entonces la palabra central de este devocional que está en el versículo 13. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Por su gracia y entendiendo que el es la fuente podemos vivir con todo o con nada, con salud o con alguna enfermedad temporal, con hambre o totalmente satisfechos.


Que es lo que saca lo peor de ti? que situación en tu vida está generando caos y descontrol, que ha pasado que cambió el curso natural de lo que eras o hacías? Eso está llenando tu espacio vacío, eso está golpeando tu voluntad y haciéndote sentir super héroe. Podemos en realidad hacer todo como lo asegura este versículo? El poder que recibimos en nuestra unión con Cristo es suficiente para hacer su voluntad y enfrentar los desafíos que surgen al comprometernos en realizarla. Él no nos concede habilidades super humanas para lograr cualquier cosa que podamos imaginar sin prestar atención a sus intereses. En la medida que contendamos por la fe, enfrentaremos problemas, presiones y pruebas. Cuando esto acontezca pídele a Cristo que te fortalezca. Si tus acciones van en contra de la voluntad de Dios o dañan a otros, re evalúalas.


Oremos: Dios de los cielos, reconocemos el poder que hay en ti, reconocemos que la cruz nos da un poder especial para ir a donde tu nos lleves y hablar lo que tu nos hablas, permíteme identificar en eso que estoy haciendo que no te glorifica, que no te deja ver y que lo estoy usando para mi bienestar y según mis necesidades, dame fortaleza para cambiar lo que estoy haciendo y que seas tu operando y llevando las cosas de acuerdo a tu voluntad. Si he hecho daño a alguien y debo llamarla y con la cabeza baja pedir perdón, todo lo puedo en Cristo que me fortalece, si debo restituir a alguien algo que perdió por mi culpa, todo lo puedo en Cristo que me fortalece, si debo resistir mientras pasa la tormenta, todo lo puedo en Cristo que me fortalece. En el nombre de Jesús, todo lo puedo en tu nombre. Amén.