• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 30: Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado.

(Juan 13:34) Amar a otros no era un mandamiento nuevo, pero amar a otros de la misma manera que Cristo amó a otros era revolucionario. Ahora debemos amar a otros basándonos en el amor sacrificial de Jesús por nosotros. Tal amor no solo llevará a los inconversos a Cristo, sino también mantendrá a los creyentes fuertes y unidos en un mundo hostil a Dios. Jesús fue un ejemplo viviente del amor de Dios, del mismo modo que debemos nosotros ser ejemplos del amor de Jesús.


Debemos amarnos unos a otros como nos amó Jesús, y Él nos amó tanto que dio su vida por nosotros. Tal vez no sea necesario que demos nuestra vida por otro, pero existen otras formas de practicar el amor sacrificial: escuchar, ayudar, alentar, dar. Piensa en alguien en particular que necesite hoy esta clase de amor. Dale todo el amor que puedas y luego trata de darle un poco más.


Es fácil darle amor a quienes tienes al rededor y comparten tu pensamiento o son cercanos a ti. Pero esto es natural, estamos llamados a devolver amor a quien nos ofende, a quien piensa diferente y solo quiere vernos derrotados, aquí es donde realmente debemos amor como Jesús nos amó. Es esto lo que realmente exhibirá el amor de Jesús a otros, que sea evidente tu preocupación por sus necesidades, que puedas perdonar más rápido de lo que crees que eres capaz.


Oremos: Amado Dios, hoy te pido perdón por todas esas veces que he estado llamado a dar amor a quien me ha ofendido y a quien me ha hecho daño y no lo he hecho y en cambio he regresado odio. Me pongo a cuentas contigo y te pido que el Espíritu Santo me inquiete cuando deba aplicar el amor que Jesús nos enseño en la cruz, quizás a veces parezca que estoy perdiendo pero sé que coronas recibiré en el cielo. Gracias por tu amor en la cruz, porque tu amor nos hizo libres para siempre y nos dio autoridad suficiente para conquistar y gobernar esta tierra. En el nombre de Jesús he orado. Amén.