• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 24: Todo es posible para Dios. Mateo 19:26.

El capítulo 19 desde el versículo 16 comienza con la pregunta de un joven a Jesús sobre qué bien debía hacer para tener la vida eterna, a lo que Jesús responde con cada uno de los mandamientos y la instrucción de seguirlos en obediencia. Unos versículos después el joven acepta haber cumplido con todos los mandamientos desde su juventud pero vuelve y pregunta, que mas debía hacer, y esta fue la respuesta del Maestro.

21 Jesús le dijo:

—Si deseas ser perfecto, anda, vende todas tus posesiones y entrega el dinero a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Después ven y sígueme.

22 Cuando el joven escuchó lo que Jesús le dijo, se fue triste porque tenía muchas posesiones.

23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: «Les digo la verdad, es muy difícil que una persona rica entre en el reino del cielo. 24 Lo repito: es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios».

25 Los discípulos quedaron atónitos.

—Entonces, ¿quién podrá ser salvo? —preguntaron.

26 Jesús los miró y les dijo:

—Humanamente hablando es imposible, pero para Dios todo es posible.


Y es de salvación que está hablando esta porción de la biblia y a lo que se refiere específicamente este versículo; No importa quien eres, ni que tienes, ni en que familia naciste, ni siquiera si tienes todo lo necesario o te falta todo, siempre habrá un camino a Dios y a la salvación.


Con el pasar del tiempo y como crecemos, somos entrenados para entender que entre más dinero y más posesiones tenemos más seguridad y estabilidad tiene nuestra vida y nuestra familia, y confiamos tanto en nuestro trabajo, en nuestro esfuerzo en nuestra capacidad y en lo que tenemos guardado, que nos olvidamos de lo importante y de nuestro propósito aquí en la tierra.


Como este joven nosotros estamos llamados a no depender de las cosas materiales que tenemos, no se trata de que salgas y vendas todo y lo entregues y ya fuiste salvo, se trata de que administres las posesiones de Dios y entiendas que solo eres eso, un administrador; entenderás con eso que el crecimiento no dependerá de ti, así como el fracaso tampoco, todo estará en manos del dueño; es decir Dios.


Cuando casi estuve por perderlo todo y no me refiero solo al dinero, me refiero al matrimonio, a la familia, al trabajo, tomé la decisión de que solo me importaría hacer las cosas como Dios lo proponía, finalmente era mi única opción, ya mi vida en ese momento era un desastre; comencé a trabajar en construir reglas y principios que me permitieran hacer las cosas diferentes, más como las propone Dios y menos como dice el mundo que debe ser. Un ejemplo de esto es NO trabajar los Domingos, desde que llegamos a este precioso país tomamos la decisión de no trabajar ningún domingo y aunque esto ha sido difícil de cumplir y de explicarle a los demás, sobre todo en un país que trabaja 7 días, 24 horas; el hacerlo nos ha dado dependencia total de Dios y Él nos ha bendecido.


No importa quien sea quien esté lejos de DIOS, si eres tú o alguien que tu amas, para Él todo es posible y podrán ser salvos y redimidos. Sigue confiando e intercediendo, recuerda, Todo es posible para Dios.


Oremos: Amado Dios, hoy reconozco que tu eres Señor, que todo es posible para ti, que por encima de nuestras pertenencias, de nuestras posesiones y nuestro dinero estás tú, hoy te pido por la vida de quien está lejos de ti, permítele entender que no hay nada más importante que seguirte y hacer tu voluntad, toma el control de todo cuanto tenemos. Te amamos y te bendecimos. En el nombre de Jesús. Amén.