• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 23: No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. Romanos 12:17

Las exhortaciones de este versículo están dirigidas principalmente principalmente al trato con los no creyentes. 1 Pedro 3:9 dice: "No devolváis mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados a heredar bendición" y 1 Tesalonicences 5:15 dice: Mirad que ninguno pague a otro mal por mal, antes seguid siempre lo bueno unos para con otros y para con todos.


Tres versículos que hablan de lo mismo, dos cristianos diferentes, Pablo y Pedro escribiendo sobre el tema, un tema que no es fácil entender y aceptar y que nuestra carne, nuestro orgullo, nuestro sistema de defensa no entiende pero que al aplicarlo abre puertas en los cielos que en la tierra no pueden cerrarse.


Cuando vivimos alguna experiencia donde hicimos daño o nos hicieron daño estamos ante una perfecta oportunidad de demostrarle a Dios cuanto lo amamos y que entendemos que la recompensa viene de Él, no estoy diciendo que te rindas y hagas lo que los demás quieren, te estoy diciendo que hagas lo que otros no harían. Te hicieron daño, llama y perdona, hiciste daño, llama y excúsate, libera los sentimientos y las emociones que pueden estar atrapados, lo peor que puede pasar es que nada cambie, pero el Señor que ve tus intenciones te recompensará.


Oremos: Dios del cielo, dame fortaleza cuando recibo ofensas para entender que estoy en un mundo agitado donde todo es más importante que el amor a ti y al prójimo. Hoy te pido perdón por acoplarme a lo que mundo se torna, reconozco que he fallado, pero sé que por la sangre de Jesús hoy puedo venir libre ante ti para iniciar de nuevo. Ayúdame a entender como cuando recibo una cachetada debo poner la otra mejilla, ayúdame a entender que esto es un acto espiritual que desata bendición y quizás active la salvación en el otro. En tus manos estoy. En el nombre de Jesús. Amén.