• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 22: No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos. Gálatas 6:9

Es desalentador hacer continuamente el bien y no recibir ninguna palabra de agradecimiento o ver resultados tangibles. Pablo desafió a los gálatas y nos desafía a nosotros a seguir haciendo lo bueno y confiar a Dios los resultados. A su tiempo cosecharemos bendiciones.


Día tras día mientras caminamos de la mano con el Señor y aprendemos a conocerlo y como es su amor por nosotros, tenemos situaciones donde debemos decidir hacer el bien, aunque nadie nos esté viendo, aunque debamos elegir hacer el bien y parecer tontos.


Te voy a contar una experiencia personal, hace algunos años por un tiempo debí trabajar haciendo domicilios de comida, un día eran como las 12 del medio día que era cuando el negocio comenzaba a ser bueno y recibí un servicio para ir a uno de los mejores sitios de hamburguesas en la ciudad, para eso momento recuerdo haber tenido hambre, y mi presupuesto para almorzar era de 3 dólares americanos, con eso me comía una ensalada y unos nuggets de pollo y llevaba un buen tiempo con esta dieta, así es que este trabajo en parte era una tortura, y adicionalmente no podía almorzar en ese momento porque no tenía el tiempo. De repente me encontraba solo en el carro aún con hambre y con un paquete lleno de papas fritas, recién servido en una bolsa de papel a medio cerrar teniendo que entregarle el pedido al cliente que ansioso las esperaba.


Allí por primera vez entendí lo que era no cansarme de hacer el bien, me pregunté, que haría Jesús?, y la respuesta llegó rápida y claramente, no tomaría ni una sola papa, se montaría en su burro y llevaría el domicilio completo y sin tocarlo. Estaba solo en el carro, nadie vería lo que estaba sucediendo, pero Dios si. Así es que dije, Jesús he aprendido de ti a decidir hacer lo bueno, así es que es momento de aplicarlo aunque nadie me ve, sé que tu me estas viendo. Esto se repitió luego un par de veces más ese día así es que el examen fue completo pero al final del día llegó la recompensa, el cuarto pedido de 6 hamburguesas que hice sobre las 5 de la tarde fue cancelado y me regalaron toda esa comida. Ese día con mi esposa y unos amigos fuimos a un parque a comer hamburguesas con papas, muuuuuchas papas y gaseosas.


Algunas veces la recompensa no llegará el mismo día como en este caso, tardará un poco más algunas veces, pero Dios lo ha prometido, si no nos cansamos de hacer el bien, a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Decide hacer el bien y cree que el Señor es quien te recompensará.


Oremos: Dios mio, hoy te doy la gloria y la honra y te reconozco como el mejor recompensador, decido hacer lo bueno para ti, aunque nadie lo note, aunque para todos solo sea un tonto, tú jamás me dirías tonto por hacer lo bueno, sé que mi recompensa viene de ti. Gracias por amarme y cuidar de mi, por querer enseñarme cada día lo que está bien para ti y como te gusta que nos comportemos aquí en la tierra para llevar tu luz a donde quiera que vayamos. Decido hacer el bien. En el nombre de Jesús. Amén