• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 19: Cuando te pongas a orar entras en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu padre. Mateo 6:6

Algunas personas, especialmente los líderes religiosos, querían que los vieran como santos, y la oración pública era una de las maneras que empleaban para lograrlo. Jesús, vio más allá de sus actos de justicia propia y enseño que la esencia de la oración no radica en lo que se dice, ni como, ni donde, sino en la comunicación con Dios. Es válido orar en público, pero orar solo donde vamos a ser vistos es una indicación de que nuestra audiencia verdadera no es Dios.


En todo este camino de vida he aprendido que las batallas más difíciles se ganan de rodillas, entrando en mi cuarto temprano en la mañana y descargando ante Dios lo que siento en mi corazón, con simples palabras como si hablara con mi papá en la tierra; Es la misma sensación que siento cuando tengo la oportunidad de estar en la oficina de mi pastor y hablar con él es como un lugar secreto donde solamente los dos sabemos de lo que estamos hablando.


Cuando estés en el secreto con el Padre y le entregues una carga o un problema debes ser consciente que todo lo que pase de allí en adelante con esto estará bajo el control de Dios, muchísimas veces parece que empeorará la situación, pero recuerda que si estas confiando y le entregaste la situación en sus manos en el secreto en una correcta relación con Él, entonces todo estará bien y saldrá de acuerdo a su voluntad para ti que es agradable y perfecta.


Oremos: Dios mio, hoy te entrego esta situación que estoy viviendo, mi afán por ver un resultado financiero, o ese pronóstico que salud que dice que voy a morir, confío en ti y en que tu tienes el control y aquí encerrado en mi habitación quiero que seas tu quien pelee por mí y quien levante mi cabeza. Sé que si las cosas empeoran tu estarás al frente y tendrás un plan y estoy seguro que sea cual sea el camino que elijas tendré mi victoria sobre esta situación. En el nombre de Jesús. Amén.