• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 11: Yo mismo los fortaleceré y ellos caminarán en mi nombre. Afirma el Señor. Zacarías 10:12

Israel fue conquistado debido a que perdió la visión del único Dios y verdadero y del porqué era importante seguirlo. Cuando conquistaban una tierra, se les había dicho que destruyeran todas las influencias paganas que pudieran alejarlos de Dios. El no haber hecho eso trajo su ruina. Ahora enfrentaban una mayor afluencia de dioses de los muchos pueblos paganos que se habían mudado a la tierra.


En ocasiones el camino no parece ser tan apacible y no es muy fácil hacer la voluntad de Dios, pero nunca estaremos solos cuando nos enfrentemos a tiempos difíciles. Dios está ahí para ayudarnos en nuestras dificultades, para consolarnos y para guiarnos. Dios lo hace al darnos un propósito y entregarnos sus provisiones a medida que avanzamos. Dios nos ofrece relaciones de familia, amigos y mentores. Nos da sabiduría para tomar decisiones y fe para confiar en Él. No te desesperes permanece en el camino de Dios.


Más atrás en el versículo 5 del mismo capítulo 10 dice, Serán como guerreros poderosos en batalla, que pisotean a sus enemigos en el lodo debajo de sus pies. Puesto que el Señor está con ellos cuando luchan, hasta derribarán a los jinetes de sus enemigos.


No temas, hoy el Señor te dice levántate y ponte en marcha, ve a la lucha que Yo te protegeré y fortaleceré, notas que el versículo 10 dice "cuando luchan", esto implica realizar alguna acción, has esa llamada, has esa visita, toca esa puerta que si es la batalla que Dios necesita que libres el peleará por ti. Y una vez que estés caminando el te fortalecerá y llegarás mas allá de lo que crees que llagarás.


Oremos: Señor, gracias por ser mi fortaleza y el que levanta mi cabeza, nunca me has dejado y nunca me dejarás; me prometes fortalecerme para que camine en tu nombre, pues hoy me pongo en marcha y decido hacer lo que estoy llamado a hacer en tu nombre Señor. Que las puertas se abran frente a mi, que los ríos se dividan para darme paso, que cuando llegue a donde tu me envías lleve tu luz y rompa cadenas. Sé que a veces no es fácil seguirte pero estoy dispuesto a atender tu voluntad e ir a donde deba a hacer lo que me corresponde. Te amo Dios y sé que contigo estaré bien y los míos también. En el nombre de Jesús. Amén