logoconectarte2019 2.png
  • IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Confía, Dios hará

En ese día, el remanente que quedará en Israel, los sobrevivientes de la casa de Jacob, ya no seguirán confiando en aliados que buscan destruirlos. En cambio, confiarán fielmente en el Señor , el Santo de Israel. Isaías 10:20 NTV


Probablemente estés cansado de confiar en otras personas y que te fallen, quizás creas que tu avance depende de que una persona no te quede mal, quizás dependas de algo que solamente quiere oprimirte y destruirte aún sin darte cuenta


Hoy es el día de entender que necesitamos depender total y completamente de Dios, en todo y para todo. Muchas de las cosas que pasan en nuestra vida diaria son permitidas para que podamos confiar y aprender a depender solamente de nuestro Dios, y la clave para aprender a confiar es la fé, No basta haber nacido en una familia cristiana o quizás servir en la iglesia o haber tenido una relación íntima y estrecha con Dios en un pasado; es necesario cada día mantener nuestra relación con Él, para que el día en que un virus venga a atacarnos sepamos que estaremos a salvo y que Dios guardará nuestras vidas y nos rescatará.


Despréndete de la idea de que las personas en tu camino son necesarias para el cumplimiento de tu propósito porque no es así, el único necesario aquí para que suceda eres tú y Dios que va contigo, adelante y atrás de tí. Perdona hoy a quienes de una u otra manera te han fallado, porque realmente traicionaron tu confianza, en algún punto esas personas afectaron tu bienestar y quizás no pudimos entender a veces ni siquiera el porque había pasado así, pero hoy debemos perdonar y confiar en quien nunca nos fallará, Jesús que aún pudiendo bajarse de la cruz y vivir de acuerdo a su poder, decidió morir por ti y por mi para que tengamos vida y vida en abundancia.


Oremos: Amado Dios, te pido perdón por confiar en otras personas en varios momentos de mi vida, hoy reconozco que te necesito y que sé que mi futuro y mi bienestar dependen solamente de tí, decido creer que eres mi Dios y que vas adelante que jamás me fallaras y que tu tienes el control si decido soltarlo en tus manos. Permíteme hoy meditar sobre esta palabra y encontrar cada situación en la que aún tenga puesta mi confianza en mí o en otra cosa, aún permíteme entender de quien estoy dependiendo y en que estoy confiando. Gracias Jesús por nunca fallarme, gracias por estár allí cada día. En el nombre de Jesús, amén.