• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

Día 25: Yo estoy contigo. Te protegeré por donde quiera que vayas. Gen 28:15

La palabra proteger viene del latín protegere (amparar, defender) formada con el prefijo pro- (hacia delante, en favor de) y el verbo tegere (cubrir, proteger). De proteger derivan: Protegido - Lo que recibe la acción de proteger. Protector - El que protege.


Y es el mismo Dios diciéndonos que a donde quiera que decidamos ir el nos protegerá, es decir, nos amparará, nos defenderá. Pero sabes algo, debes ir, debes tomar decisiones, algunas veces nos quedamos paralizados esperando que Dios tome una decisión por nosotros, pero ese no es Dios. El ama que usemos nuestro libre albedrío y que lo usemos de acuerdo a su voluntad, para avanzar, para tomar riesgos, para ir de una tierra a otra, para conquistar nuevos lugares.


En la vida práctica siempre vivimos etapas; etapas que inician, maduran y con el pasar del tiempo, mueren, es inevitable. No puedes quedarte siendo niño toda la vida, la etapa se acabó cuando llegaste a la adolescencia. Así mismo vivimos pequeñas temporadas de expansión y otras de contracción, temporadas de avance y temporadas de estancamiento. Tomar decisiones radicales te ayudará a ir a esos lugares donde Dios te dijo que te protegería. Quieres renunciar a tu trabajo y buscar nuevos horizontes, adelante Dios te protegerá, quieres vender tus propiedades y viajar por el mundo y poner un negocio, adelante Dios te protegerá, quieres irte a vivir a otro país, adelante Dios te protegerá, quieres darle la vuelta al mundo contando lo que Él ha hecho por ti, adelante Él te protegerá. Mientras estés conectado a su propósito y dirección el te protegerá y te guardará.


Al final de este mismo versículo dice "No te dejaré hasta que haya terminado de darte todo lo que te he prometido", la obra que comenzó Dios la perfeccionará en ti, no lo dudes, avanza, ve, ponte en pié y camina, que tu creador dice que te protegerá.


Oremos: Señor, gracias por tu palabra, gracias por extendernos la cobertura y promesa que le diste a Jacob, hoy decido creer que me guardarás a donde vaya, así es que en tu nombre caminaré caminos que no conozco, atravesaré desiertos, conquistaré nuevas tierras y avanzaré sin importar lo que vea a mi alrededor, no me dejarás hasta que hayas terminado de darme lo que me prometiste, y no eres hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirte, así es que confiado caminaré. Te amo Señor y atesoro tu protección. En tus manos quiero estar. En el nombre de Jesús. Amén