• IVOOX
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
CAJITASDEPROMESAS con GG.png
  • Conectarte con Dios

El problema no son tus deudas



Debes reconocer qué te ha llevado a las deudas que tienes y entregar a Dios esa raíz y poco a poco se irán pagando. Quienes crecimos en la clase media en una cultura donde la deuda es normal, entenderemos las frases: “el que no se endeuda no tiene” y “Eso usted lo compra con la tarjeta de crédito y luego va pagando y cuando se da cuenta a la 3 años ya lo ha pagado, lo importante es que pague a tiempo” Pues NOS MINTIERON, no tenían razón, la biblia dice en Romanos 13:8-11 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. NO debáis nada a nadie incluye los bancos y cualquier otro tipo de cooperativa y ente financiero, familiares amigos y aún más el Gota Gota o paga diario o cualquier otra fuente de financiación, sin embargo a lo largo de nuestra vida de forma casi que natural comienza a llegar a nuestra vida la opción de tomar una tarjeta de crédito con un “pequeño cupo” alineado a nuestro “pequeño sueldo” de estudiante o recién graduado que nos permite satisfacer algún deseo que siempre habíamos tenido y nunca habíamos podido tener, y entonces quedamos encantados por el poder de lograr rápidamente con un pedazo de plástico lo que ahorrando nos tardaría 24 o 36 veces más. Te invito a que te sientes con papel y lápiz y anotes el valor de la deuda y al lado escribas que te hizo llegar a esa deuda, que te movió a tomarla y trabaja en entregar cada situación a Dios, él te irá enseñando como controlar cada deseo y como evitar que del día 0 en adelante la deuda siga haciendo parte de tu vida, necesitas realmente lo que te hizo endeudar? Que fruto está dando a tu vida y tu familia eso que te hizo endeudar? Oremos: Señor son muchas mis deudas pero sé que todo se ha generado por mis deseos e intereses y por lo que mi corazón quiere, revela que es lo que en mi vida me ha llevado a cada deuda y dame la estrategia para poder salir de cada una de ellas, sé que tienes el poder para enseñarme y luego cambiar mi situación, toma el control de mis deudas, en el nombre de Jesús. Amén.